Autoclub Guatemala | La movilidad compartida se abre paso
1418
post-template-default,single,single-post,postid-1418,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-13.4,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-6.3.0,vc_responsive
 

La movilidad compartida se abre paso

La movilidad compartida se abre paso

Según Pau Noy, presidente de la Asociación Española de Carsharing (AEC), este concepto se fundamenta en una idea: si 1.000 conductores, en lugar de poseer cada uno un autos, comparten el uso del vehículo cuando lo necesitan, valdría con 50/100 vehículos. Esto supone una reducción del 90% del número de automóviles necesarios. “Se comparte la flota de vehículos, no su uso puntual, que se hace de forma individual”, explica Noy.

El carsharing nace en Suiza hace tres décadas de la mano de grupos de conductores ‘verdes’ con alta conciencia ecológica. En España no aterrizó hasta 2004, con la aparición de Avancar en Barcelona.

El concepto de uso temporal de vehículos de alquiler durante minutos u horas encontró en Madrid terreno de cultivo. En su expansión, además de la conciencia medioambiental de los habitantes, han influido tres razones: estar eximidos de pagar el Servicio de Estacionamiento Regulado, poder utilizarlos los días en los que se activa el protocolo anticontaminación, y la libertad para acceder a las zonas con prioridad residencial.

100% eléctricos

En la actualidad hay tres operadores de coches compartido con flota 100% eléctrica: Car2Go, Emov y Zity. Además, con otras fuentes de alimentación funcionan Bluemove, Respiro y Avancar. Sócrates Domínguez, director de Comunicación y Marketing de Bluemove en Madrid, afirma que, en 2010, “muy pocos apostaban por el carsharing.

El sentimiento de propiedad hacia el auto estaba muy arraigado. Poco a poco, a base de pedagogía y gracias a que en el resto de Europa era algo habitual, el carsharing se popularizó. El boom del consumo colaborativo y la entrada en el mercado de multinacionales con capacidad para invertir en publicidad han ayudado a acelerar su crecimiento en España”.

Éxito

Un ejemplo de éxito de este tipo de plataformas es Car2go (del grupo Daimler AG), precursora del carsharing flexible. Con presencia en 26 ciudades de Europa, Norteamérica y China, y 3 millones de usuarios, aterrizó en Madrid en noviembre de 2015, alcanzando el pasado marzo los 200.000 usuarios en esta ciudad, precisamente la que ha obtenido el mayor incremento de miembros de toda Europa (41% en 2017).

Tomado de Revista DGT